Abonan para construir paz mediante la música

604199_jovenes

Jóvenes de escasos recursos demuestran que cuando se quiere sobresalir se puede, pues gracias al apoyo que recibieron grabaron un disco para dejar mensajes con sus canciones
Con las letras de canciones que tocan el amor a la vida, el respeto a sus padres y convivir con la ciudadanía, decenas de jóvenes han cambiado sus vidas y las de otros mas.

“Nosotros no seguimos una luz, seguimos nuestros sueños”, dice uno de los jóvenes quien a media canción interrumpe las rimas en Hip Hop para contar como sus padres no lo apoyaron pero la música lo ha hecho salir adelante.

Es solo una de las 240 historias que arropó el programa “Un Sólo San Pedro” y la asociación civil “Promoción de Paz” a través de las clases de música para jóvenes de colonias de escasos recursos, específicamente en éste género musical, uno de los que más jóvenes “jala” y por ello el que llamó más la atención.

Tanta fue la aceptación que al final se logró la grabación de un disco denominado “Voces de San Pedro” el cual fue presentado el jueves ante autoridades, incluido el alcalde, Ugo Ruiz Cortes, en el Auditorio de la Plaza Fátima.

Ahí 20 jóvenes interpretaron las canciones que incluye el álbum, todas compuestas en música y letra por ellos mismos, y no solo eso, en un estudio totalmente rústico, compuesto por material que ellos mismos consiguieron y ensamblaron, explicó Consuelo Bañuelos, presidenta de la Asociación.

“Fueron horas de mucho esfuerzo, en un estudio que es artesanal estos jóvenes lo construyeron con material urbano, este programa no termina aquí, seguimos impulsando sus estudios, quiero agradecer a la Universidad de Nuevo León que nos ha apoyado”, explicó Bañuelos.

Los jóvenes pertenecen a colonias como Lucio Blanco, Canteras, Luis Echeverría entre otras, quienes de la mano de la música, recibieron cursos de valores para que sus vidas estuvieran alejadas de las drogas como lo explican en las letras de sus canciones interpretadas, el respeto a la familia, el amor a sus padres y convivir en comunidad

Fuente:elhorizonte.mx